El dúo váray-sorozábal surge del amor a la música y del deseo de percibir y transmitir conjuntamente una obra. Los caminos de Nerea y Bálint se encontraron en Leipzig, donde los dos jóvenes músicos fundaron el dúo con la meta de llevar la música allí donde sea necesaria.